dijous, de gener 18, 2007

LAMIA EN EL LABERINTO

En El Laberinto del Fauno hay un personaje que me despistó cuando vi la película.¿Un ser que se quita los ojos para descansar y que cuando despierta se los pone y se come a los niños que encuentra? El siguiente texto habla de Lamia y podéis leer el artículo completo aquí.

"En la mitología griega, Lamia era una reina de Libia a la que Zeus amó, hija de Poseidón o Belo y Libia. Hera la transformó en un monstruo y mató a sus hijos (o, en otras versiones, mató a sus hijos y fue la pena lo que la transformó en monstruo). Lamia fue condenada a no poder cerrar sus ojos de tal forma que siempre estuviera obsesionada con la imagen de sus hijos muertos. Zeus le otorgó el don de poder extraerse los ojos para así descansar, y volver a ponérselos luego. Lamia sentía envidia de las otras madres y devoraba a sus hijos. Tenía el cuerpo de una serpiente y los pechos y la cabeza de una mujer. Solía ser femenina, pero ocasionalmente se la consideraba masculina o hermafrodita.".

El monstruito que aparece en la película es el Hombre Pálido.

Guillermo del Toro dice que se inspiró en Saturno devorando a sus hijos, de Goya, aunque al final reconoce que: "Tengo que decir que David Marti, que está a cargo de los efectos especiales, es un genio. Y fue David quien tuvo la excelente idea de hacer del hombre pálido una creación completamente surrealista, borrando su rostro y colocando sus ojos en las arrugas de sus manos, cuando yo lo había imagino simplemente como un hombre viejo. Al final resulta muy atractivo". Puedes leer esto y más sobre cómo se hizo la película aquí.

¿Surrealista? Clásico, más bien, ¿no?

1 comentari:

esther ha dit...

Cómo afinas, Javi, esto lo tienen que leer mis alumnas de Referentes.
Saluditos y por hoy me despido.